Home Emprendimiento COWORKINGS Y EMPRESAS PUEDEN COEXISTIR DENTRO DEL ECOSISTEMA

COWORKINGS Y EMPRESAS PUEDEN COEXISTIR DENTRO DEL ECOSISTEMA

  • Los coworkings significaron un rompimiento de paradigma en temas de diseño corporativo, ya que estos espacios favorecen y promueven la fluidez de la comunicación y compañerismo entre los colaboradores.

COWORKINGS Y EMPRESAS PUEDEN COEXISTIR DENTRO DEL ECOSISTEMA

El diseño de las oficinas debe realizarse tomando en consideración las necesidades de los usuarios y las actividades que en ellas se desarrollarán. En los últimos años han proliferado las áreas colaborativas también conocidas como coworkings, caracterizadas por ser espacios abiertos que favorecen y promueven la fluidez de la comunicación y compañerismo entre los colaboradores.

Fueron muchas las empresas que apostaron por este modelo por todos los beneficios socioemocionales que aportaba en conjunción con el avance tecnológico y las nuevas generaciones que se unían día con día.

Los espacios colaborativos significaron un rompimiento de paradigma en cuanto a temas de diseño corporativo se refiere, surgieron para atender una necesidad derivada del nuevo esquema de trabajo a nivel mundial, arribó con la figura del freelance.

No se puede ignorar el hecho de que existen modas y tendencias que si bien no determinan, sí influyen en el diseño de una oficina. Hoy en día, pese a que parecía que habíamos dejado ese tema de lado, está regresando el concepto de la privacidad, pero eso no quiere decir que el diseño debe ser idéntico al que se tenía antes.

TE PUEDE INTERESAR: La cultura del coworking en Homework

“Cualquier tendencia o diseño que quiera aplicarse en un sitio de trabajo debe partir del estudio de todas las variables involucradas, no todas las personas tienen los mismos comportamientos, así como es importante saber gestionar la diversidad y potencializar las cualidades de cada colaborador para desarrollar su talento, lo es también la planificación de los sitios de trabajo que son, al fin y al cabo los espacios que envuelven toda la administración, no deber entenderse como una infraestructura que funciona de manera aislada”, aseguró Donovan Servín, diseñador industrial de PM Steele.

Coworking, Empresas, Ecosistema, Ecosistema emprendedor, Oficinas, Creatividad, Tecnología, Freelance, Corporativo, Diseño, Compromiso, Privacidad, Oficina, Tiempo, Dinero, Administración,

Se estima que para 2030 los coworkings alcancen una participación de 30% del mercado total de espacios de trabajo. Foto: Pixabay.

Los espacios abiertos y cerrados tienen su propia importancia y razón de ser dentro de las organizaciones: los primeros mejoran las relaciones sociales entre los miembros de los equipos, favorecen la creatividad y permiten la optimización de las zonas físicas en tanto facilitan la cohesión interna de una empresa. Los segundos favorecen la focalización, la agilidad para acabar las tareas en menos tiempo porque las personas están expuestas a una cantidad menor de distractores, en éstos se obtiene un mayor grado de concentración.

No es funcional que se regrese a las oficinas cerradas que caracterizaron a décadas pasadas, “en PM Steele, creemos que es posible lograr una dualidad, un punto medio que resulte eficaz entre una oficina abierta y una cerrada, considerando lo mejor de los beneficios que tiene cada una, con el objetivo de logar el bienestar de los usuarios para cultivar de manera sana la productividad de la empresa” agregó Servín.

El diseño de un espacio de trabajo debe tener como premisa la obtención de una solución a una realidad, por eso el primer y más importante paso es el análisis de las necesidades en sinergia con los objetivos que la empresa quiere alcanzar para conseguir así el espacio más funcional.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Coworking, la nueva forma de trabajar

Redacción Wild Entrepreneur Somos una comunidad de emprendedores salvajes que busca apoyar a otros a través de este portal

Suscribete al Newsletter Salvaje