Home Laboratorio de Crecimiento EL CONTRATO COMO CULTURA PREVENTIVA EN LOS NEGOCIOS

EL CONTRATO COMO CULTURA PREVENTIVA EN LOS NEGOCIOS

EL CONTRATO COMO CULTURA PREVENTIVA EN LOS NEGOCIOS

La cultura del uso o implementación del contrato en los emprendedores y las Pymes es prácticamente nula debido a la poca cultura de prevención legal y la falta de asesoría especializada, siendo esta una de las causas para que 8 de cada 10 empresas fracasan antes de cumplir los 5 años, y que el 90% de las Pymes no sobrevivan ni los 10 años.

Las principales razones por las que las Pymes deciden buscar un contrato son:

1. Un cliente me lo pidió.
2. Falta de pago de mis clientes.
3. Por recibir una demanda por incumplimiento.

Las razones por las que una empresa debe implementar contratos son las siguientes:

1. Evitar abusos, al establecer los límites y alcances del servicio, de manera clara y concisa.

2. Profesionalizar tu negocio al darle certeza jurídica a tus clientes y proveedores de la operación que están celebrando.

3. Dar estructura a toda la operación al contemplar posibles fallas en el proceso de tu negocio.

4. Generar una estrategia preventiva en caso de contingencia que derive en incumplimientos o demandas.

TE RECOMENDAMOS: Falta de orientación legal amenaza competitividad y viabilidad pymes 

Si al iniciar un negocio, todos dentro de su check list básico tuvieran en cuenta la prevención jurídica la mayoría de las causas de fracaso se podrían reducir o hasta mitigar. Es a través de los contratos estructurados al fin específico del negocio; como herramientas de prevención jurídica,
que esto puede ser posible.

El contrato como herramienta de previsión jurídica contempla todas las áreas del negocio: operativa, comercial, logística, recursos humanos, distribución, compras, propiedad intelectual, entre muchas otras que son parte de la operación, haciendo entonces, que todo contrato deba ser único, personalizado y específico para cada negocio. La personalización de los contratos es el elemento principal ya que nunca será lo mismo el distribuir manzanas que computadoras, teniendo cada uno elementos específicos que deben ser cubiertos. O bien, en materia laboral el contrato del personal que tiene atención al cliente, al del que tiene acceso a los sistemas centrales, deben específicamente cubrir los riesgos de acuerdo con su función específica.

La implementación de esta cultura preventiva desde los inicios hace que se tenga en la mira las causas de fracaso, posibles fallas y planteamiento de soluciones que ayuden a mitigar el peor escenario posible. Esta estrategia ayuda a tener parámetros bien definidos en cada operación, ubicando los procesos eje del negocio para implementarlos y con la marcha mejorarlos.

TE RECOMENDAMOS: Estrategias para impulsar tu marca o negocio

Para cualquier negocio, la fase de planeación debe ser la primera y la más importante. Como dice William Blackburn: “Fracasar en la planeación, es planear para el fracaso.” Un abogado experto en elaboración de contratos te asesorará en los huecos de tu operación forzándote a definir todo aquello que el instituto del fracaso refiere como causas del fracaso en las empresas en México. Si bien, son muchos factores derivados de estas causas los que llevan al fracaso, una prevención jurídica desde los comienzos de un emprendimiento puede hacer que los tengas en la mira.

El escritor británico Irvine Welsh señaló que “Sólo se aprende a través del fracaso, y lo que se aprende es la importancia de la previsión”. Acércate a los expertos en previsión jurídica y deja que ellos se encarguen de prevenir el fracaso sin necesidad de que sea tu negocio el que aprenda a través de él.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Los errores más comunes que cometen los emprendedores al registrar su marca

Rodrigo Núñez Vega Rodrigo Núñez Vega, abogado, deportista y emprendedor. Apasionado de los negocios y de los modelos de negocios disruptivos, fundador de TuContrato.com.mx, portal dedicado a la prevención jurídica y asesoría especializada para emprendedores, Pymes y todo tipo de negocio.