Home Laboratorio de Crecimiento ESTOS SON LOS ERRORES MÁS COMUNES QUE COMETEN LOS EMPRENDEDORES

ESTOS SON LOS ERRORES MÁS COMUNES QUE COMETEN LOS EMPRENDEDORES

  • Muchos dueños de nuevos negocios cometen el error de no delegar actividades. Ésta es una de las razones por las cuales muchas medianas empresas no logran sobrevivir.

ESTOS SON LOS ERRORES MÁS COMUNES QUE COMETEN LOS EMPRENDEDORES
La dirección solar suele ser uno de los errores más comunes de los emprendedores. Foto: Especial

Tener una PyME no es fácil, se requiere de tiempo, dedicación y esfuerzo además de una acertada toma de decisión e inversión que permite que esta crezca y se expanda hasta ser sólida, sin embargo, en ocasiones algunos emprendedores ya sea por desinformación o mala toma de decisiones cometen errores que pueden llevar a sus empresas a la quiebra.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) existen 4 millones 15 mil unidades empresariales de las que el 99.8% son pequeñas y medianas empresas (PyMes), las cuales generan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 72% de los empleos en México.

Sin embargo, durante el sexenio anterior cerraron más de 350 mil pequeños y medianos negocios debido a, entre otras razones, una mala administración, productos fuera de tiempo o no contar con el equipo adecuado.

TE PUEDE INTERESAR: Atexto celebra nueva inversión con un  «Toque de Campana»

Por ello, la consultora de empresas especializada en startups, G2 Consultores dio a conocer los  errores más comunes que comenten los emprendedores de las empresas medianas mexicanas:

1.- No estar preparado para escalar: Muchos de los empresarios sienten que cuando su empresa llega al siguiente nivel, su equipo de trabajo debe ser el mismo que en el nivel pasado, sin pensar que se necesitarán nuevas habilidades para poder lidiar con los nuevos retos que se presentarán.

“Lo que te funcionó en la etapa A no es lo mismo que te funcionará en la etapa B”, comenta Israel Cerda, socio de G2 Consultores. 

A medida que la antigüedad de la empresa crece también el volumen de ventas; sin embargo, el 44% de las empresas de más de cinco años continúan con un volumen de ventas estancado, según una encuesta de Konfío. Y esto se refleja en la productividad, de la cual las empresas grandes en México tienen una 1.7 veces mayor al de las medianas.

2.- Idealizar tu empresa: Idealizar a tu empresa, tu producto o tu servicio no necesariamente es malo, sin embargo, centrarte sólo en la visión de captar clientes y crecer y no en la forma de operar puede
traerte grandes problemas.

Según una encuesta realizada por Geckoboard, las pequeñas y medianas empresas que revisan sus Key Performance Indicators (KPI’s) tienen el doble de probabilidades de alcanzar sus objetivos.

Israel Cerda, G2 Consultores, Deloitte, Geckoboard, Condusef, Secretaría de Economía, Deloitte, Salles, Sainz Grant-Thornton, PyMES, emprendedores

A pesar de que la empresa comience a tener ganancias es importante no confiarse. Foto: Pixabay

3.- No tener un consejo de administración: Este error suele ser muy común y es imperativo darse cuenta a tiempo. Los consejos de administración pueden ofrecer balance, perspectiva y contactos estratégicos para la empresa, logrando guiarla a la dirección correcta; sin embargo, no contar con uno o tener uno mal implementado o viciado puede resultar en un lastre innecesario.

“Muchas empresas medianas no tienen un consejo de administración, eso significa no contar con personas allegadas que conozcan el negocio y que puedan aportar su conocimiento, que sepan cómo se está llevando la empresa y que puedan indicar los errores y puntos ciegos de ésta”, añadió el socio de G2 Consultores.

De hecho, la tendencia en México es que la mayoría de las empresas cuentan con un consejo de administración, sin embargo las medianas (93%), lo tienen en menor medida que las pequeñas y las grandes (96% cada una), según un estudio de Deloitte.

4.- Subestimar los puestos estratégicos: Muchas veces se subestiman los puestos estratégicos en las compañías cuando se está en crecimiento y, frecuentemente, son los familiares quienes los ocupan. No es lo mismo el personal que se necesita cuando el proyecto está iniciando, al que se requiere cuando la empresa llega a un nuevo nivel, sin mencionar que a veces los vínculos sanguíneos entorpecen aún más la operación.

Según datos de la Condusef y de la Secretaría de Economía, de cada 100 empresas nuevas que se establecen en el país, 65 desaparecen antes cumplir los dos años de vida, principalmente debido a una administración deficiente y a la falta de conocimientos de los responsables en puestos claves de las empresas.

“En las etapas avanzadas de una empresa es normal que los emprendedores se sientan mucho más seguros de qué es lo que tienen que hacer, pero a veces no se dan cuenta de que necesitan de asesorías y personal especializado que los puedan ayudar en el siguiente nivel, pues ya es otro tipo de gente la que debe estar ahí”, detalló.

5.- Dirección solar: Este error sucede cuando la organización depende completamente del director general, quien toma las decisiones de todo: compras, ventas, reclutamiento de personal, entre otros, creando una dependencia dañina para la empresa, por lo que es necesario crear una operación estructurada que permita operar con mayor autonomía, y contando con personal que tenga los elementos necesarios para alcanzar las metas.

Muchos dueños de nuevos negocios cometen el error de no delegar actividades a los miembros de su equipo y esta es precisamente una de las razones por las cuales muchas medianas empresas no logran sobrevivir. De hecho, un análisis de la firma Salles, Sainz Grant-Thornton, señala que un problema detectado como causa de fracaso de las PyMES mexicanas, es que el 42% de ellas tienen una excesiva centralización de toma de decisiones.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Emprendedores mexicanos ganan concurso internacional de pitches en EU 

Iván Zúñiga Periodista contribuyendo al cambio a través de Wild Entrepreneur; aficionado a la lectura, al básquetbol y Puma de corazón. Buscando día a día mejorar personalmente y al país.