Home Wild entrepreneurs TEKAMOLO, UNA STARTUP QUE TRADUCE Y AYUDA A EMPRENDEDORES

TEKAMOLO, UNA STARTUP QUE TRADUCE Y AYUDA A EMPRENDEDORES

TEKAMOLO, UNA STARTUP QUE TRADUCE Y AYUDA A EMPRENDEDORES

Tekamolo es una empresa que ofrece servicios de enseñanza y traducción en más de 30 combinaciones de idiomas.

Dennisse Álvarez Moreno y su mejor amiga Daŝa Bacic, de nacionalidad eslovena, son los cerebros de esta plataforma que surge de una inquietud de ayudar al crecimiento de las personas y las ganas incansables de emprender.

Dennisse estudió biología en la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa donde aprendió a crear procesos que permitieron que esta empresa surgiera.

“Aprendí dentro de mi formación profesional como bióloga a crear procesos, estructurar, etc. Soy apasionada de los idiomas y fue parte de lo que me llevó a emprender este proyecto”, recuerda la cofundadora de Tekamolo.

Cuando surgió esta idea la situación económica y anímica de ambas emprendedoras no era muy buena. Daŝa, que estudió una licenciatura en letras alemanas y polacas, cruzaba una crisis financiera muy complicada y Dennisse había sido rechaza en su solicitud para cursar un posgrado en medicina regenerativa en Granada, España.

“La idea surgió porque mi socia habla diez idiomas, daba algunas clases y hacia traducciones;  yo tenia ganas de emprender o montar un negocio de algo, hicimos un buen match. En aquel entonces, su situación económica -pese a sus múltiples habilidades- era muy mala y optamos por hacer algo, explotar esa habilidad en los idiomas que tiene a través de la traducción”, explica Dennisse a Wild Entrepreneur.

Con esa idea en mente ambas jóvenes conversaron sobre la posibilidad de crear una plataforma en línea donde se enseñara idiomas. Así fue como en 2014 nació Tekamolo.

Para realizar las primeras clases y comprobar la viabilidad del negocio, Daŝa y Dennisse reunieron en oficinas y cafeterías a personas que tenían el interés de aprender un idioma y, de esta manera, la flexibilidad y el modelo de enseñanza se fue puliendo.

TE RECOMENDAMOS: Emprendedor desarrolla súper tónico de algas para el campo

Una vez comprobada la eficacia del modelo, el reto era conseguir clientes. Ambas emprendedoras se centraron en hacer crecer el negocio a través de dos caminos: redes sociales y llamadas. De esa forma ampliaron su alcance y superaron sus miedos.

Dennisse Álvarez, cofundadora de Tekamolo

“Encontramos formas interesantes de cómo captar clientes. Una fue darnos a conocer en redes sociales… Uno de los pasos más cruciales fue eso conseguir clientes. Literal empezamos desde cero. Hasta que una persona nos aconsejó “haz llamadas”. Yo creo que esa fue la parte más dura, superar ese miedo de que te van a decir que no”, explica Dennisse.

Y fue así, en ese juego constante de prueba y error, como encontraron el mercado más llamativo para la empresa: las traducciones.

La efectividad de Tekamolo la ha llevado a trabajar con empresas como Bancomer, Inbursa, Audi y embajadas; y en el ámbito internacional han colaborado con empresas de Estados Unidos, Colombia y Eslovenia.

Hoy en día esta startup cuenta con más de 700 personas estudiando bajo su esquema de enseñanza y 1,300 personas han concluido el curso. Su fuerza laboral se reparte en más de 15 profesores de italiano, ingles, español, ruso y francés.

Además ofrece un servicio dirigido a emprendedores: “Score My Pitch”. Esta herramienta es un taller de inmersión de tres días, que tiene como objetivo ayudar a los emprendedores con la traducción, adaptación y pronunciación de su pitch en inglés.  

Actualmente esta empresa esta en planes de establecer su modelo de negocio en Europa, así como desarrollar, para aquella región, una flota de traductores en línea.

En México, siguen desarrollando un algoritmo de inteligencia artificial que permita hacer una traducción más eficiente y mejorar el esquema de enseñanza.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Crea y dirige alerta sísmica a los 13 años de edad

Deja un Comentario

Comentarios

Julio Vázquez Rosas Reportero web en Wild Entrepreneur. Le interesan las finanzas y la tecnología.